domingo, 29 de noviembre de 2009

5-1: El árbitro golpeó primero en la goleada al Xerez, humillado en Getafe


El Xerez disputó ayer en Getafe el partido más de largo de su incipiente historia como equipo de Primera división, y no porque al colegiado se le quedara parado el cronómetro ni porque el "trencilla" concediera un tiempo añadido fuera de lo normal.
Al conjunto jerezano se le hizo eterna la última media hora en el Coliseo Alfonso Pérez porque antes, en poco más de un cuarto de hora de juego, había encajado la friolera de cinco goles, tres de ellos de Roberto Soldado.
La debacle xerecista en Getafe tuvo su punto de partida en el minuto 43. Hasta ese instante, el partido había estado bastante equilibrado, con pocas ocasiones por ambos bandos, y un gol del Xerez, logrado casi sin querer con la coronilla por Aythami, diez minutos antes.
Sin embargo, a dos del intermedio, un error defensivo impropio de un equipo de Primera permitió a Soldado ganarle la espalda a la zaga y batir a Renan, después de rechacer éste un primer remate del ex madridista.
El empate descompuso a los de Ziganda, pero mucho más al colegiado asturiano Muñiz Fernández, que con el tiempo añadido casi consumido, se inventó una pena máxima de David Prierto a Parejo, con la consiguiente expulsión del central cedido por el Sevilla.
Soldado no perdonó, le daba la vuelta al marcador y dejaba herido de muerte al Xerez.
Lo que nadie esperaba es que el Xerez hubiera quedado tan tocado para recibir otros tres goles seguidos nada más reanudarse el partido.
De forma incomprensible, los azulinos volvieron a bajar los brazos, como ya hicieron antes en el Bernabéu o en Chapín ante el Dépor, y protagonizaron una rendición tan vergonzosa como incomprensible.
Con media hora todavía por delante y cinco goles ya encajados, los aficionados jerezanos se temían lo peor.
Afortunadamente para el buen nombre de la entidad, y para el orgullo de los jugadores del Xerez a los que les pueda llegar a importar el escudo que defienden, el Getafe levantó el pie del acelerador, de lo contrario podríamos estar hablando ahora de una de la mayores goleadas en la historia de la Liga.
En quince minutos, el Xerez se dejó la buena progresión experimentada a base de trabajo y esfuerzo y, de paso, el crédito como aspirante a luchar por permanecer en la categoría.
Ante un Getafe vulgar, que de la mano de Míchel ha perdido el encante que transmitía con Schuster, Quique o Laudrup, el Xerez tenía una oportunidad de oro para tomar oxígeno ante las visitas consecutivas a a Chapín en menos de cuatro días de Barcelona y Atlético.
Ahora ya, el margen de error se estrecha.
(Foto: lavozdigital.com)

9 comentarios:

MABS dijo...

El colegiado se ha cargado el partido, pero la segunda parte del Xerez ha sido de vergüenza. No ha habido revulsivo y nos hemos ido del partido. Sigo pensando que Ziganda tiene poca psicología y que debe marcharse del equipo. Espero por el bien de la entidad y de la afición que sea cesado antes de irme esta noche a dormir. Ya no se le puede dar más crédito a este entrenador, la categoría le viene muy grande. Hoy Viqueira y Antoñito empezaron de nuevo en el banquillo. Craso error. Ziganda, lárgate.

Eugenio Camacho dijo...

Sinceramente, creo que a Ziganda no le coge la espalda Soldado para empatar, ni le pita penalti al Xerez por derribo a Parejo, ni expulsa injustamente a David Prieto, ni está en el campo para bajar los brazos de forma vergonzosa nada reanudarse el partido...
Ya sé que tu postura con respecto a Ziganda la tienes clara desde el principio, pero yo sigo pensando que aquí fallan muchas otras cosas antes de echar al entrenador con tod su equipo técnico.
De todas formas, al final caerá por su peso, porque además de las carencias, no se puede trabajar con más elementos en contra.
Un saludo y ánimo.

MABS dijo...

Gracias por tus ánimos pues esta derrota me ha escocido más que la de Tenerife. El equipo estaba jugando bien a pesar de su candidez en ataque y la defensa se mostraba intratable. La clave hoy ha estado en el penalti inexistente y la consiguiente expulsión injusta. Pero no entiendo cómo el equipo baja los brazos de esa manera en lugar de creer y luchar por algo más. Con todo, sigo creyendo que Ziganda es una persona que transmite inseguridad y miedo. A este Xerez le hace falta un míster que ofrezca otras sensaciones, que tenga espíritu ganador y no conservador, que entregue confianza y seguridad, que salga a por todas sin complejos, que haga que sus jugadores se sientan jugadores de Primera y saque de ellos todo el potencial posible. Eugenio, tú afirmas una y otra vez que en el Xerez fallan muchas otras cosas antes que el técnico, pero no dices nunca cuáles. Yo creo que echar a Ziganda es una más que pausible solución. El problema es traer a un entrenador que sea la cruz del navarro y que sea asequible a la economía del club. Por eso es tan complicada su ansiada destitución. Eugenio, este equipo no está tan limitado, el problema es que no se le está sacando todo lo que puede dar de sí. Jugando como en Segunda la temporada pasada, hay equipo para estar entre el 10 al 17 y pelear con garantías. Esta plantilla no merece ser colista y todos los sabemos.

Eugenio Camacho dijo...

Empiezo por el final. Con respecto a jugar con en Segunda, hay algo que está muy claro. El 90% de los equipos que arrasan en Segunda, la temporada siguiente (manteniendo la base y superreforzados) acaban como coslitas en Primera. Segunda y Primera son dos mundos diferentes, y toda comparación nos perjudica.
Lista de cosas que fallan antes que el técnico:
1. No hay estructura de club, ni siquiera de Segunda.
2. No hay un proyecto claro.
3. No hay dinero.
4. Sin dinero, lo normal es que tengas que ir de prestado y tengas que fiarte de firmar por video (véase los ejemplos de Orellana o Maldonado).
5. En mi opinión, la mitad de la plantilla de actual del Xerez no estaría jugando en Primera si este proyecto de urgencias no se hubiera cruzado en su camino.
6. Las continuas alusiones a Esteban Vigo perjudican más que benefician. Todos, y yo el primero, estaba loco porque siguiese, pero él tenía claro que quedarse era asumir muchos riesgos y si se iba dejaría abiertas las puertas para regresar cuando quisiera.
7. No hay numéricamente una afición consolidada (de los 16.000 de esta temporada, me apuesto lo que quieras que, si bajamos, en agosto hay 4.000, y me estoy pasando).
8. El Xerez no tiene una cabeza visible en el palco sobre la que descargar las críticas. De esta forma, el blanco fácil es el entrenador, y cuando éste sea cesado, serán los jugadores.

No se me ocurren más cosas. Son más de las doce y el cansancio hace me que quede en blanco. Si te parece, seguimos estos días.

Anónimo dijo...

Lo mismo que la 2ª división se divide en 2ª A y 2ª B, pienso que en la primera podemos considerar como mínimo, tres ligas diferentes: 1ª A (Los equipos que compiten por ganarla y por puestos europeos), 1ªB (los de la zona media) y 1ª C (los que luchan por mantenerse un año más). Pienso que por las razones apuntadas, nuestro equipo no es ni de 1ªC y bueno será reconocerlo y aceptarlo.

José Manuel dijo...

Saludar en primer lugar a todos los lectores habituales y al editor de este blog ya que escribo por primera vez.
Quería comentar al hilo de lo expuesto por Mabs y Eugenio que mi opinión es intermedia, es decir, que el xerez puede dar mucho más de lo que lo está haciendo es una realidad.
Nuestros "jugones" todavía parece que no han empezado la liga (Momo, A.Gómez, V.Sánchez, Maldonado, Orellana o Viqueira) y la falta de autoestima y de confianza está muy presente en esta plantilla. Esto se acompaña de un técnico que no sabe transmitir y como consecuencia de esto no sabe sacar el máximo a esta plantilla.
Aún así, pienso lo mismo que en Agosto, para poder competir por nuestro objetivo: salvación, nos faltan tres/cuatro futbolistas que nos marquen diferencias como tienen todos los equipos de primera por pequeño que sean. Hasta entonces estaremos en franca inferioridad ante el resto de equipos por mucho que tengamos confianza, autoestima, estén en forma nuestros "jugones" o tengamos un técnico que sepa sacarles el 100%.
Mi análisis es a nivel deportivo, otra cosa distinta es que como sabémos con nuestra economía y ahora con la ley concursal se pueda hacer o no...que va a ser que no.
Así pues, y para terminar, un consejo: "Disfrutemos con lo que no podemos disfrutar por el bien de nuestra economía".
UN SALUDO A TODOS.

wakisney dijo...

Bueno, bueno, bueno,... pedazo de debate ¿ein?.

Mi postura se acerca muchísimo a la de José Manuel pero quería añadirle una cosa más. Si tuvieramos a Capello, Mourinho o Guardiola estarimos prácticamente igual que estamos. E incluso me aventuraría a decir a Esteban Vigo. Lo que quiero decir es que si bien es cierto que no tenemos al mejor entrenador del mundo, loq ue está claro es que puestos a hacer ñapas la calidad de la plantilla está muy por delante en mis preferencias.

Ziganda puede sacar más de esta plantilla, por supuesto, pero tampoco mucho más. Donde no hay mata, no hay patata y ya puede venir el mister que venga que estoy convencido ahora (hace un par de meses opinaba lo contrario) que sería un gasto superfluo y no iría a la raiz del problema deportivo.

wakisney dijo...

Bueno, bueno, bueno,... pedazo de debate ¿ein?.

Mi postura se acerca muchísimo a la de José Manuel pero quería añadirle una cosa más. Si tuvieramos a Capello, Mourinho o Guardiola estarimos prácticamente igual que estamos. E incluso me aventuraría a decir a Esteban Vigo. Lo que quiero decir es que si bien es cierto que no tenemos al mejor entrenador del mundo, loq ue está claro es que puestos a hacer ñapas la calidad de la plantilla está muy por delante en mis preferencias.

Ziganda puede sacar más de esta plantilla, por supuesto, pero tampoco mucho más. Donde no hay mata, no hay patata y ya puede venir el mister que venga que estoy convencido ahora (hace un par de meses opinaba lo contrario) que sería un gasto superfluo y no iría a la raiz del problema deportivo.

Eugenio Camacho dijo...

Hola, José Manuel. Ante todo, bienvenido a este modesto blog. Estoy muy de acuerdo con la segunda parte de tu análisis y suscribo totalmente lo que dice Wakisney. Yo creo que, más que el entrenador, lo que hay que hacer es acertar en el mercado de invierno para poder comentir en igualdad de condiciones, al menos con los equipos forman "nuestra" liga. Ahora más que nunca, bueno, bonito y barato. Un saludo.