sábado, 22 de enero de 2011

El ascenso directo parece ser cosa de tres


Con el riesgo que tiene afirmar esto con toda una segunta vuelta y sus sesenta y tres puntos por delante, parece que las dos plazas de ascenso directo a Primera división va a ser cosa de tres equipos: Betis, Celta y Rayo Vallecano. Pese al traspié del primero en casa del Villarreal B, los verdiblancos, junto vigueses y rayistas, están demostrando estar un peldaño por encima del resto de sus perseguidores.
Entre tanto, el Xerez sigue desaprovechando la posibilidad de reengancharse a este tren. Pese a que todo apunta que los azulinos tienen mimbres para algo más que para estar a años luz de los tres primeros, los tres puntos que han volado de Chapín en las dos últimas citas, sobre todo los dos últimos ante un rival que jugó toda la segunda mitad con nueve, llenan de dudas sus posibilidades reales de ascenso.
Desde el primer momento he defendido la profesionalidad, laboriosidad y buen hacer de Javi López y su segundo, pero entiendo la impotencia de gran parte del público el viernes al brillar por su ausencia la conexión entre el banquillo y la grada.
Ya sé que el carácter de Javi López no le convierte en el compañero de juerga ideal y que las comparaciones son odiosas, pero el viernes busqué y no encontré al límite del área técnica a ese entrenador desgañitándose y enviando impulsos positivos a los suyos. Miraba al banquillo y no veía al Esteban del día de la remontada al Castellón o al Gorosito de aquél 2 a 1 sobra la bocina de Mario Bermejo ante el Almería. El jugador, en situaciones como las del otro día, necesita mirar al banquillo y ver algo más a una especie de pasmarote con los brazos cruzados y la cara de póker. Entiendo al barcelonés cuando dice que a él no le pagan por dar volteretas. Ni eso, ni la indolencia y la sangre de horchata de cada jornada.

2 comentarios:

MABS dijo...

Este Xerez tiene mejor plantilla y más fútbol que el que Javi López le saca, esto todos lo tenemos claro. Y como la afición lo que quiere es volver a Primera, aunque no se diga de un modo evidente, desespera la irregularidad de este equipo a causa de las decisiones que se toman desde el banquillo. Estamos cuartos, es verdad, pero a más de diez puntos de los tres de arriba. Lo de ayer no tiene nombre y debe ser otro punto de inflexión, como lo fue Granada. Queda toda una segunda vuelta, que en esta liga Adelante da siempre muchas sorpresas por la competitividad que todos los equipos demuestran.
Ojalá el Xerez y Javi López estén a la altura. Esta afición sí lo estará, y seguiremos exigiendo el ascenso a Primera, directo o a través de los play-offs. Yo al menos es lo menos que voy a exigir desde mi asiento.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.