sábado, 10 de abril de 2010

0-1: El Xerez encaja ante el Getafe su derrota más injusta y decisiva


Un gol de carambola de Rafa a la hora de partido dio el triunfo al Getafe y el parte de defunción a un Xerez al que ya sólo salvará del descenso ganar los siete partidos que restan para finalizar el campeonato, incluidos los del Calderón, Mestalla y Nou Camp.
La derrota más injusta del Xerez en toda la temporada ha podido ser también la más decisiva, debido a que los de Gorosito se quedan prácticamente sin margen de error.
Los azulinos arrancaban el partido conociendo el tropiezo del Málaga y que un triunfo ante el Getafe les permitía acercarse a cinco puntos del objetivo de la salvación.
Y empezó muy bien el cuadro local, que cuajó sus mejores minutos en una primera hora de partido para enmarcar. El Xerez trianguló en ataque como nunca, desarbolando al Getafe y conteniendo sin complicaciones el escaso peligro que creaba el equipo de Míchel.
La primera ocasión del Xerez fue la más clara del partido. Orellana sirvió desde la derecha y el testarazo de Leando lo sacó de forma inverosímil Codina a córner.
Poco después, una buena contra del Xerez culminó con un chut de Momo que Rafa, providencial para su equipo, desvió lo justo a córner.
Los getafenses sólo dieron señales de vida poco antes del descanso con dos oportunidades. En la primera, Adrián ajustó demasido su disparo, y en la segunda Miku no supo sacar provechó de un error de Casado.
El dominio local se acentuó en una reanudación en la que los de Gorosito salieron en tromba en busca del gol. El monólogo xerecista duró quince minutos, pero los azulinos no tuvieron su día ante un Codina muy inspirado.
Por contra, en la primera aproximación de la segunda mitad, el Getafe se adelantó. En una acción de auténtica carambola, Bouateng salvó un balón imposible, tocó Miku y Rafa, en el segundo palo y casi sin querer, desvió a gol.
Demasido premio para los merecimientos de los madrileños y mucho castigo para un Xerez que había sido infinitamente superior.
Por entonces Míchel ya se había propuesto y conseguido recuperar el centro del campo dando entrada a Casquero. El Xerez perdió la zona ancha y en la última media hora, en el tiempo que el Getafe le dejó con sus continuas interrupciones y pérdidas de tiempo, jugó más con el corazón que con la cabeza.
Gorosito dio entrada a todo su arsenal ofensivo: Alustiza, Antoñito y Carlos Calvo, pero el Xerez llegó demasiado al límite a cada ocasión que se le presentó.
Al final, la primera derrota en cinco jornadas puede costarle muy cara al Xerez.

2 comentarios:

MABS dijo...

Lamentablemente, ayer contemplamos en directo el lado más mísero del fútbol, probablemente en el momento más inoportuno para las aspiraciones del Xerez, que se mantiene a ocho puntos de la salvación, a falta de sólo siete jornadas y con un calendario por delante de lo más complicado. Es cierto que las matemáticas aún no han dicho su última palabra, pero este Xerez hoy sí que huele irremediablemente a Segunda. Es lo que tiene llegar tarde a una cita importante.

Nené dijo...

Una pena la derrota injusta que sufrimos, y un 10 para los jugadores que han jugado un gran partido dejándolo todo en el campo. Te invito a que pases por mi blog, un saludo.

http://elblogxerecista.blogspot.com/