domingo, 10 de enero de 2010

1-3: El colista Xerez le duró sólo un tiempo a un Valencia de Champions


A pesar de que los marcadores se empeñan en indicar lo contrario, el Xerez continuó también ante el Valencia su progresión en el juego, aunque encajó su sexta derrota consecutiva en Liga que le dejan muy descolgado de la lucha por la permanencia.
Los errores puntuales en los momentos más inoportunos volvieron a pesar como una losa al equipo de Ziganda. El Xerez cuajó una muy aceptable primera mitad, pese a ponerse por detrás en el marcador a los 10 minutos, tras aprovechar Mata un error de cobertura de la zaga para batir por bajo a Renan.
Ni antes ni después del gol los jerezanos le perdieron la cara a un partido que tuvieron controlado en su primer acto. La presión del Xerez en el centro del campo dio sus frutos y los "jugones" del Valencia no lo tuvieron fácil para brillar. Los jugadores azulinos se anticiparon en todas las acciones a sus adversarios y en ataque estuvieron más inspirados que de costumbre.
A los veinte minutos, tras una buena triangulación en el círculo central, el balón llegó a Abel que habilitó a Francis para fallar clamorosamente un uno contra uno frente a César. Es raro en el equipo de Emery ver concesiones defensivas de este tipo. Sin embargo, cinco minutos después, en una acción calcada llegó el empate, tras tocar Momo de primera para Carlos Calvo y marcar éste por bajo.
Con la igualada, el partido pareció más controlado para el Xerez. Sin embargo, Villa, que parecía no estar, aprovechó el único medio metro que le dio David Prieto para ganar la línea de fondo y servir a Silva el segundo.
También logró rehacerse el Xerez al segundo tanto en medio de un manto de agua. Y eso que el Valencia pudo lograr el tercero antes del descanso. Un libre directo por una cesión inexistente (regalo de Clos Gómez) dio la oportunidad a Villa de marcar, pero Renan tapó bien.
Al borde del descanso, el debutante Michel no esperó la cantada de César tras centro de Abel y envió su cabezazo fuera por poco con toda la portería para él.
En la segunda mitad el nivel del partido cayó tremendamente, debido al terreno de juego y a que el desgaste físico pasó factura a los contendientes. El Xerez no dio sensación nunca de poder empatar y sólo sobresalió la jugada del gol de Marchena, en el minuto 68, que sirvió para rematar el triunfo valencianista y dejar en chino la salvación de los azulinos en la temporada de su debú en la Primera división.

(Foto: www.as.com)

3 comentarios:

MABS dijo...

Seguimos a ocho puntos y todo es posible. Esta derrota estaba en las quinielas desde agosto. El problema es no ganar en Almería, Santander, al Sporting, al Málaga... Queda mucha liga y espero que los goles empiecen a llegar y que no decaiga el buen juego. Con todo, no sólo el bajón físico pudo con el Xerez, también el cambio de Abel. El equipo perdió profundidad y creación. Antoñito es delantero y su cambio debió ser, en mi opinión, por otro tipo de jugador.

Pablo Pérez Lavilla dijo...

El problema no son los ocho puntos sino que el equipo no da motivos para creer. Cuando mejor juega en Almería sale derrotado. Ziganda sigue experimentando en busca del once perfecto. Esta derrota era lógica. Con mas suerte pudimos llevarnos un empate pero el Valencia es mucho Valencia. Echo algo en falta más garra y agresividad en los jugadores. Cuando se es inferior técnicamente hay que usar otras armas y el Xerez no siempre lo hace. Lo veo muy negro pero hay que seguir ahí. A Zaragoza hay que ir a ganar como sea.

Eugenio Camacho dijo...

Coincido contigo, Miguel Angel, en que el cambio de Abel por Antoñito fue poco atrevido. Cuando no tienes nada que perder hay que exponer más. En cuanto a lo que dices, Pablo, de salir a morir en Zaragoza, está claro. De todas formas, con los números en la mano, el Xerez necesitaría hacer números de Champions en la segunda vuelta para salvar la categoría. Soy optimista por naturaleza, pero seamos realistas.