sábado, 6 de noviembre de 2010

1-1: El Xerez no pasa del empate ante el colista ni jugando con uno más

Al árbitro del Xerez-Recre se le podrá decir lo que se quiera. Que tiene un nivel pésimo para la segunda categoría de la mejor liga del mundo. Que su mediocridad le lleva de error en error debido a su tendencia a la compensación. Que sólo un buen "enchufe" en el corrupto comité de árbitros evitará su descenso de categoría...
Cualquier cosa menos que fue determinante en un nuevo tropiezo del equipo de Javi López, esta vez ante un colista que fue muy superior, pese a jugar buena parte de la segunda mitad con un hombre menos por expulsión de Rafita.
Al "trencilla" se le podrán echar en cara jugadas como la cesión que se sacó de la manga y que pudo significar el empate minutos antes de que una rigurosa pena máxima permitiera a Aitor poner las tablas en el marcador. Pero desde mucho antes el Xerez había comenzado a hacerse el harakiri cuando había conseguido lo más difícil, ponerse con ventaja antes de los diez minutos ante un rival tremendamente necesitado.
Pero Javi López y los suyos no supieron jugar con la ansiedad visitante y acabaron dando por bueno un punto que también podría haber volado de Chapín si la expulsión no hubiera condicionado a un Recre que buscó más y mejor la victoria en el derbi regional.
En verano, lo que más me gustó de la opción de Javi López fue su apuesta por el fútbol ofensivo, por la posesión y el buen trato de balón. Ayer, con el viento a favor tras adelantar Pablo Redondo al equipo, lo ideal hubiese sido tener la pelota y hacer correr al colista hasta desactivarlo. Lejos de esto, la apuesta por un fútbol directo y tremendamente previsible dio alas a un rival que pese al lugar que ocupa en la tabla, da mayor sensación de equipo que el azulino.
Sinceramente, echar un vistazo al banquillo y ver a Héctor Font o a Bruno Herrero me parece demasiado lujo para un equipo sin norte ni patrón. A rectificar toca, antes de que las prisas comiencen a ser malas consejeras.

1 comentario:

MABS dijo...

Del toque al pelotazo. Javi López no sabe ya qué hacer, nadie confía en él, ni siquiera él mismo. Destitución YA. No me vale que esto es lo que hay y que no debemos aspirar a nada. Yo aspiro a ver a mi equipo jugar y luchar aunque se pierda, no a sufrir innecesariamente sabiendo que hay mimbres pero no cestero. Esta afición tiene derecho a exigir porque somos de Primera.