sábado, 14 de agosto de 2010

Lo ordinario y lo extraordinario


Llegamos al puente de la Asunción de la Virgen María con toda la plantilla del Xerez lista a falta de una sola ficha por cubrir. Hace unos años, esto no hubiera sido un argumento sólido que justificara un artículo de opinión, pero venimos de unas pretemporadas en las que el club era noticia en toda España porque toda su plantilla cabía en un monovolumen a pocos días de comenzar el campeonato. Así que hemos acabado por acostumbrarnos a ver como extraordinario algo tan ordinario como completar el plantel ante la venidera campaña.
Por mucho que algunos insistiesen en culpar al anterior director deportivo de esta, cuando menos, poco ortodoxa política de fichajes, la responsabilidad era de otro, Joaquín Morales, que pese a no dar la cara, era el máximo responsable de la ruinosa gestión que había acabado por dilapidar la poca credibilidad que le quedaba a la entidad, última opción para el futbolista que se ponía a tiro y que, como mal menor, acababa aceptando sobre la campañana venir a Chapín ante el peligro de quedarse sin equipo.
Este año no pintaban mucho mejor las cosas. Aunque parece ya lejano, hay que recordar que hace poco más de un mes a nadie le llegaba la camisa al cuello por el desgobierno de un club sin consejo de administración, sin director deportivo, sin entrenador y sin jugadores.
Emilio Viqueira ha demostrado que yendo de frente, con un proyecto serio y coherente y con gente seria en la administración de los dineros era posible cuajar una plantilla tan apañadita como la que se ha conseguido.
Muchos pronosticaban que el gallego pasaría a mejor vida deportiva después de colgar las botas y sentarse en el despacho. Cierto es que este año, después de muchos, no ha tenido que sudar la gota gorda ni convivir con las rozaduras provocadas por el nuevo calzado, pero el "Mago" ha experimentado otro sudor, el que provoca por ejemplo la lidia sin apenas medios con el agente de turno, mucho más molesto y difícil de enjugar. Reciba mis felicitaciones.

4 comentarios:

MABS dijo...

Con mi carné renovado y lleno de ilusión, tengo buenas vibraciones con este Xerez. No volveremos a Primera tan pronto, pero cuajaremos un digno campeonato, sin sobresaltos. Al tiempo. Por cierto, un saludo, Eugenio, que esto de estar de vacaciones parriba y pabajo no le deja a uno tiempo de entrar en internet.

Eugenio Camacho dijo...

Me alegro, Miguel Angel. Eso no lo sabremos hasta que no eche a andar esto, pero tiene buena pinta y creo que este año nos toca disfrutar otra vez. En cuanto a lo de Internet, no te creas, te escribo desde un hotel de Salamanca, donde estoy de paso hacia Galicia. Las vacaciones e Internet no son incompatibles. Un abrazo.

MABS dijo...

Mi querida Salamanca. En unos días estaré por esa zona que tanto frecuento por motivos familiares. Espero que disfrutes el viaje, Galicia es una maravilla. Y tienes razón en lo de internet, pero yo estas semanas atrás renuncié adrede a no asomarme por él, una cuestión de desconexión total.

Anónimo dijo...

eugenio eres igual de mala persona que tu amigo perro aleman,solo sabeis manipular la informacion,sois malas personas