sábado, 19 de diciembre de 2009

A Schuster como a un clavo ardiendo


La afición del Xerez vuelve a agarrarse a Schuster como a un clavo ardiendo. Igual que en aquel ya lejano verano de 2001, en el que su sóla presencia en el banquillo dio algo de cordura al caos que -como hoy- asolaba al club, la mayor parte del xerecismo vuelve a depositar su confianza en el alemán como garante de la supervivencia deportiva e institucional del Xerez Club Deportivo.
Lo hace el aficionado sin conocer siquiera el proyecto, el capital o la solvencia de las personas que respaldan a Bernardo. Sin embargo, tiene la certeza de que, aun en el peor de los supuestos posibles, no empeorará la situación de la entidad a día de hoy.
Y me sumo a esta corazonada que va prendiendo en el xerecismo conforme siguen surgiendo dudas respecto al enésimo anuncio de venta de Morales. Vista el poco gancho que, a priori, parece tener del grupo argentino en la masa social, no estaría de más asirse a ese clavo ardiendo de quien podría devolver la ilusión y la unidad a una hinchada hastiada.
Lo de menos ahora es sacar a colación su fama de pesetero -¿de verdad alquien cree que Schuster no ganaría más dinero en cualquier otro sitio?- ; la influencia de Gaby, su ex mujer, en la contratación de fiascos sonados como Musa y Gaitán, en la tormentosa relación con Mendoza o en la frustrada firma de Sablic.
Ni siquiera importa mucho la inexperiencia como manager deportivo del alemán, que si bien ha triunfado como jugador y como técnico, entre bastidores su bagaje es pobre.
Schuster es el depositario de la confianza de la mayoría del xerecismo. Y eso, en los tiempos que corren, le convierte en un mirlo blanco.

1 comentario:

MABS dijo...

Querido Eugenio, a mí me causa horror y espando leer a Rondán hace unos días, cuando afirmaba que ni se plantea la destitución del técnico. Quince partidos, diez derrotas, una sola victoria... el "proyecto" Ziganda es de jamaCuco, ha fracasado. Es cierto que si existe una remota posibilidad de venta, a los argentinos o a los groenlandeses, lo normal es esperar a que el nuevo dueño decida sobre la continuidad o no del proyecto deportivo actual... Este Xerez es de pena, no nos deja disfrutar ni en Primera, con lo que ha costado llegar...