miércoles, 23 de septiembre de 2009

El Xerez, goleado por el Dépor, sigue sin marcar ni puntuar en Primera


La peor versión en lo que va de temporada del debutante Xerez acabó como un juguete roto en manos del Deportivo de la Coruña. Justo en el partido en el que el vestuario se había conjurado para tratar de lograr la primera victoria en Primera, aparecieron los primeros síntomas de ansiedad en un equipo tan falto de talento de mediocampo hacia adelante como desafortunado ante las pocas oportunidades que se le presentan.
Los de Ziganda no anduvieron finos en una primera mitad para olvidar. Sólo se acercaron al área de Aranzubía a balón parado y con poca confianza.
El Dépor tampoco inquietó el portal de Renan hasta que, mediada la primera parte, Juca clavó un libre directo por la escuadra.
El tanto hizo mella en un Xerez tocado que ya no se recuperó hasta el descanso.
Sin embargo, el intermedio fue aprovechado por Ziganda para introducir un doble cambio que fue mano de santo para su equipo. Armenteros y Viqueira ocuparon el puesto de Abel y Moreno y el equipo ganó en profundidad y en claridad de ideas.
Con el Dépor obligado a dar un paso atrás por el empuje local, las ocasiones fueron cayendo del lado azulino, con sendos remates de Armenteros y Mario Bermejo que no vieron puerta.
El punto de inflexión del partido pudo llegar a veinte minutos del final, cuando Bermejo controló un balón dentro del área y enganchó un obús con la zurda que sacó de forma inverosimil Aranzubía con la ayuda del travesaño.
Del posible empate se pasó al 0 a 2 en un minuto, con el agravante de que Leandro -al igual que diez días atrás David Prierto ante el Athletic- se lo marcó en su propia portería.
La mala suerte se cebó de nuevo con el Xerez y desbarató los planes de Ziganda, que tenía preparada la salida de otro delantero, Maldonado.
Como el domingo en el Bernabéu ante el Madrid, el Xerez bajó los brazos y el partido, en el último cuarto de hora, se tornó en un monólogo del rival, que siete minutos después anotó el tercero tras cabecear a placer Riqui un córner botado por Sergio.
Al final, el castigo pudo ser mayor, si Pérez Burrull señala una clara pena máxima de Francis sobre Antonio Tomás.
El Xerez suma su cuarta jornada sin sumar ni un solo punto y sin marcar.

2 comentarios:

MABS dijo...

Esperemos que sea una mala racha. Con todo la Primera es un mundo y cualquiera te hace un roto o te chafa la tarde. Hoy, cuando mejor lo estaba haciendo el Xerez y más se merecía el empate y la remontada, llegó el fiasco del autogol de Gioda. Mala suerte. Confío en que esto cambiará, me da que el Cuco aún anda engrasando la máquina...

wakisney dijo...

Yo simplemente creo que el Cuco no cree en que el equipo sea competitivo para Primera y por eso tiene tan poca iniciativa. En su descarga pongo que parece que poco a poco va creyendo en los jugadores y va soltando al equipo de ese enredo en la medular al que lo tiene sometido. Ojalá no acabe de despertar demasiado tarde.