sábado, 1 de agosto de 2009

Julillo el loco


Todo lo apoteósico, mágico, brillante e involvidable que fue el mes de junio para el Xerez lo ha tenido julio de caótico, trapero, embustero y desilusionante. En un abrir y cerrar de ojos, hemos pasado de estar tocando el cielo con las manos a casi descender a los infiernos.Ni al peor de los enemigos del Xerez (que por lo visto no eran ni Morales ni Monterrubio ni Osma, sino un bético de boquilla con casa en Chipiona) se le hubiera ocurrido un mes de sanfermines y carmelas tan nefasto como el que acabamos de dejar atrás. Estrenamos este "julillo el loco" con el desencanto general por la no renovación de Esteban, que vendió como un desprecio de Morales lo que en realidad era un "pelotazo" a costa del presidente ricachón del Hércules.Luego estuvimos una semana sin entrenador que nos entrenara, hasta que llegó un "Cuco" con aspecto de despistado al que le colaron un plantel a medio hacer y sin defensas. El debut de Ziganda no pudo ser peor. Con sólo doce jugadores y con el Xerez declarado como "equipo en díficil situación económica", aquí amenazaba con no venir ni Perry. Más negra se pudo la cosa cuando una denuncia falsa y malentencionada hizo temblar los cimientos del incipiente proyecto en Primera del Xerez.Lo que pudo resultar un seísmo finalmente no pasó de temblor, gracias a la rápida medicaicón del vicepresidente de la Liga, Javier Tebas, que hizo de cortafuegos antes de que la infamia arrasara con todo.Le preguntaba ayer al "Cuco" si había recibido durante esta última quincena muchas llamadas de gente de su entorno preguntándole dónde demonios se ha metido. Serenidad, aplomo y firmeza en la respuesta de un Ziganda que empieza a convencerme sin haberse sentado aún en el banquillo: "Fuera se tiene otra idea totalmente equivocada de un club en el que se trabaja con mucha más cabeza de la que parece".Hasta siempre, julillo.
(Foto: xerezcd.com)

2 comentarios:

MABS dijo...

Bien por el "Cuco", ojalá logre el objetivo de la permanencia como poco y sin fatiguitas. Por cierto, una cosa de la que no se han hecho eco los medios en este culebrón bético-xerecista del verano es de que al Betis no le hubiera correspondido la hipotética plaza perdida por el Xerez en Primera, sino al Hércules, que conste. Lo del Betis ha sido una absurda maniobra de distracción que ni el club verdiblanco creía que podía llegar a buen puerto. Y perdona, Eugenio, el del piso de Chipiona supongo que será el Porras, ¿no?

Eugenio Camacho dijo...

Que va Miguel Angel. El de la casa en Chipiona es Lopera. Un saludo.